PANORAMAS INVERNALES MÁS ALLÁ DEL ESQUÍ | CABAÑAS EN VALLE LAS TRANCAS

Publicado el 23-06-2016

 

ESCAPAR DEL FRÍO EN ARICA

 

Es un eslogan turístico, un lugar común, pero también es una frase que tiene sentido: en la "Ciudad de la Eterna Primavera" la temperatura media anual ronda los 18 grados Celsius y la mínima no baja de los 15. Arica es el rincón tropical de Chile, hay guayabas, maracuyás, hay palmeras, hay surfistas, hay mercados entretenidos como el Asoagro -de frutas y verduras, pero también de cachivaches-.

 

CONVERTIRSE EN UN MUSHER

 

Tradición en los países nórdicos, el mushing o viaje en trineo tirado por perros lleva varios años practicándose en Chile, especialmente en los alrededores del volcán Villarrica. Allí, el alemán Konrad Jakob, de la empresa Aurora Austral, enseña esta disciplina y organiza diferentes viajes por los alrededores, siempre llevados por perros husky siberianos. Para esta temporada, la novedad es un gran campamento de dos semanas con estos perros, cuyo objetivo es que los participantes terminen convertidos en auténticos mushers. Hay que llegar a Temuco, donde será el primer día de entrenamiento, para luego ir a terreno por tres días en los alrededores del Villarrica (mientras puede visitar Alojamiento en Pucon), y finalmente hay que partir al sector de Icalma, en La Araucanía, para realizar un viaje de cuatro noches durmiendo en carpa en la cordillera.

 

SANARSE EN JAHUEL

 

Las aguas termales de Jahuel, en el valle del Aconcagua, podrían ser un buen remedio en caso de contracturas después del esquí. Aquí les gusta decir que su composición mineral es especialmente recomendable para aliviar enfermedades crónicas del aparato locomotor, afecciones reumáticas y, en general, para aliviar síntomas de cansancio y agotamiento. Cierto o no, está claro que basta sumergirse un poco en su gran piscina techada para, al menos, comenzar a relajarse. Además, en Jahuel hay otro dato saludable: su agua mineral, que brota de aquí, acaba de ser elegida Mejor Agua de Chile, según la Guía de Aguas 2015 que elaboró el sommelier Marcelo Pino.  


EXPLORAR EL CAJÓN DEL MAIPO CON NIEVE

 

La empresa Into The Andes ofrecerá desde esta temporada una visita a las Termas de Colina, en el Cajón del Maipo, pero en pleno invierno y llegando a ellas en motos de nieve. Tras una hora de viaje desde el Refugio Lo Valdés se llega a estos pozones de agua caliente, cuya temperatura se debe a la actividad del volcán San José. Con vistas al Cerro Arena y al Valle del Carreño, aquí se puede estar por dos horas, previo brindis con un pisco sour. Ahora, si las termas no son lo suyo, la empresa ofrece además una salida en motos de nieve al glaciar colgante El Morado. Cruzando el Valle de las Arenas se llega a esta masa de hielo situada a 3.000 metros de altura. Ambas actividades son por el día. 

 

CELEBRAR EL INVIERNO EN MAGALLANES

 

Un rito que valdría la pena ver -o experimentar- en carne propia: el chapuzón en el mismísimo Estrecho de Magallanes, la actividad estrella del Carnaval de Invierno en Punta Arenas. Decenas de personas se lanzan a las frías aguas del sur mientras un grupo de curiosos, abrigados de pies a cabeza, observa la escena con sus cámaras fotográficas. El evento incluye carros alegóricos, desfiles y la clásica elección de reina, todo en un ambiente festivo y gélido a la vez, pues la temperatura durante julio en esta ciudad alcanza una mínima promedio de un grado bajo cero. 

 

FLOTAR EN LA NIEVE DE MALALCAHUELLO

 

La Reserva Nacional Malalcahuello sigue siendo un área poco conocida en la Región de La Araucanía, comparado con otros parques como Conguillío y Villarrica. Y por eso, recorrerla en raquetas de nieve es una aventura ciertamente diferente. ¿El destino específico? Varía, pero una alternativa popular es el cráter Navidad, que surgió a raíz de erupción del volcán Lonquimay en 1988. Otra opción es el cerro Cautín y otros senderos variados cercanos a Malalcahuello. 

 

SUMERGIRSE CLARAMENTE EN PLAYA BLANCA

 

El invierno suele traer buenas noticias para los buzos chilenos: el agua en las costas continentales se vuelve bastante más clara. ¿Una razón? En invierno las algas no se encuentran en período de floración, por lo que no hay esporas flotando que enturbien el agua. Y ahí es donde entra Iquique como destino invernal, específicamente zonas como Playa Blanca, cinco kilómetros al sur de la ciudad, donde opera la empresa Buceo Iquique. Hay tres sitios destacados: La Poza, donde se hacen bautismos submarinos; Tres Islas, donde se puede bucear con lobos marinos; y el llamado Jardín de Charlie, que cuenta con tres puntos diferentes, pero todos caracterizados por sus enormes roqueríos y cañones que alcanzan hasta 30 metros de profundidad, y por su diversidad de flora y fauna marina. Este sitio fue incluido en la lista de Destinos Imperdibles del Patrimonio Submarino Histórico y Natural de Chile, elaborado en 2009 por la Universidad Andrés Bello. 

 

 

Fuente: http://www.economiaynegocios.cl/noticias/noticias.asp?id=154781

 

 

Diseño Web